Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

UNA FRÁGIL NAVIDAD.

Imagen
Basta ser solo un poco observador mirar lo que se monta por estas fechas para llegar a la conclusión de que podríamos catalogar la Navidad de muchas cosas menos de fragilidad. Al menos eso es lo que parece si le echamos un vistazo por encima. Lo primero los escaparates, madre mía, todavía no nos habían quitado las calabazas y los zombis y ya habían colocado los árboles adornados bajo las telarañas de la fiesta anterior del halloween. Convirtiendo la Navidad en otra más de esas fiestas consumistas que sufrimos a lo largo del año, una tras otra, para que no nos de tiempo ni de pensar. Que estrés.       Me gustaban más las navidades de antes, eran como más pausadas. Yo las recuerdo menos consumistas, más familiares y sin tanta "velocidad". 
        La Navidad es una fecha del calendario que me gusta especialmente, ya tenga dinero o no, salud o no, estén o ya no puedan estar las personas que han formado parte de mi. Hay quien afirma que las fiestas de la Navidad son triste…

CUANTO GASTAS EN SEGUROS?

Imagen
¿Te has preguntado alguna vez cuanto gastas en seguros?
Yo casi no me lo había planteado hasta que la crisis económica empezó a hacer estragos en la rutina de mi vida familiar.
Aseguramos la salud, los vehículos, la jubilación, la seguridad del hogar, hasta el pago del propio entierro. Cuando vemos la suma anual de todos estos pagos, estoy segura que a más de uno se nos ha quedado cara de pez.
Algo tengo que agradecer a la falta de recursos económicos que se desencadenó en casa con la crisis , el empujón que me dio en un momento dado para sentarme ha ajustar cuentas y dar, incluso en lo económico,  prioridad a lo que en verdad tiene un valor vital para mi vida. Y deshacerme de gastos y parte de engaños que son una lapa camuflada que se pega tanto a uno que terminan por pasar como si fuera parte real de uno mismo.
Esta semana volviendo del trabajo en el bus, observé como otras señoras que van y vuelven al trabajo y con las que coincido en parte del trayecto. Subían y tras pagar, reali…

VALORES PERDIDOS, oportunidad no hallada.

Imagen
Hace un mes se me estropeó el coche, estuve una semana teniendo que coger el servicio publico de autobús para ir y volver del trabajo. Al principio fue una lata, la comodidad y la independencia que crea el vehículo propio es mucho más interesante cuando de pronto no disponemos de ello. La primera noche que tuve que coger el bus, terminé calada, porque no llevaba paraguas y comenzó a llover. Sin embargo lo que comenzó como un revés en nuestro panorama familiar, a mi personalmente me ha venido muy bien. Al final pudimos arreglar el coche, pero yo sigo yendo y viniendo al trabajo en autobús.
     Lo primero que me llamó la atención del servicio publico fue el modo en que refleja el perfil social en que vivimos. En plena era de la comunicación, cuando más medios existen para que se den las relaciones, las personas vamos por la vida corriendo, sumidos en nuestra propia velocidad. La gente sube y baja al servicio público, apenas haciendo una parada en la persona que se sienta a su lad…

VEN A CONOCER MI NUEVO BLOG (Clik en la imagen)